Lo mejor del 2023

En este segundo año del newsletter tocamos muchos temas; aquí los más relevantes para lectores nuevos o antiguos.

Este 2023 fue el año de la Inteligencia Artificial – incluso aquí, en “Almetaverso”.

Se sumó a Presencia, Inmersión y Nuevo Valor cómo el entorno amplio que acelera e influencia cada una de estas tres fuerzas.

Siendo una tecnología “bottom-up” su impacto fue inmediato y profundo: la facilidad de adopción le ayudó a entrar en los hábitos de millones, cosa imposible para la realidad extendida con su hardware costoso o para cualquier tecnología que requiere cambios de ecosistema (la blockchain, por ejemplo).

De todas las tecnologías emergentes, parece ser la que más impacto va a tener.

Los chatbots se presentan de manera (muy) familiar y entraron fácilmente al uso “común”

El año de Sam Altman y de las áreas de Talento

Hay un nuevo héroe en Silicon Valley.

Desde sus inicios se le notaba el potencial, pero la fama global le llegó como CEO y embajador global de OpenAI, la startup que nos trajo ChatGPT.

La telenovela de su despido, contratación por Microsoft y regreso triunfal (en 5 días) agregó la justa dosis de drama a su figura, proyectándolo al nivel de un Steve Jobs.

Esa historia no lo es todo: el lanzamiento de su producto estrella lo estudiaremos por décadas cómo un ejemplo de mercadeo de máximo nivel. “Esta tecnología es tan poderosa que puede acabar con la humanidad – y es suya por sólo 19,99 al mes” – si esto no es genial…

Nuevo protagonista en Silicon Valley - habrá Sam Altman para rato: biografías, series, películas…

Hablaremos mucho más del señor Altman (y de su side project); pero quienes hoy están más bajo presión son las áreas de Talento Humanoen las empresas.

Entre muchas áreas de impacto, la IA tiene asustados a los knowledge workers – y es RR HH que tendrá que manejar la situación.

¿Se vienen los trabajadores sintéticos? ¿Nos quedaremos todos sin trabajo?

Los dolores de cabeza no nacen sólo del futuro lejano: hay que reglamentar y direccionar usos concretos, desenmascarar los turcos mecánicos y navegar la paradoja de la humanidad artificial.

Es una caja de Pandora personal, empresarial y para toda la sociedad. La tecnología es muy joven y hay tiempo para enfrentar sus retos, pero pronto empezará la fase de adaptación y el impacto se tornará más evidente -acelerando así la conversación.

Sorpresa del año: Apple valida la visión de Meta

Me imagino la sorpresa de Mark Zuckerberg: quien se iba a imaginar que iba a ser la mismísima Apple la que le diera el espaldarazo más importante a su visión de metaverso.

Se habló por meses de las Vision Pro y cuando llegaron quedó claro que eran buenas noticias para Meta: Apple creó una industria donde antes había sólo un visionario Quijote.

Sin que se haya vendido el primer ejemplar, las gafas de Apple han validado la apuesta de Meta aclarando el panorama competitivo.

La manzana le apuesta a tener los mejores features ya para irse acercando al precio ideal, mientra Meta recorre el camino opuesto. Lo que importa es que ambas ven un punto de llegada relevante y rentable.

La historia seguirá en 2024: veremos movimiento en Realidad Aumentada, con el hardware de Samsung / Google entre otros, y los mundos virtuales seguirán explorando la presencia, con Roblox y Fortnite a la cabeza.

Incluso es posible que el halving de Bitcoin y los primeros éxitos en tokenización reanimen la conversación sobre web3…

Inteligencia Artificial: ¿se desinfla o empieza a impactar?

Ambos, naturalmente.

Se desinfla porque con tanto hype las expectativas de muchos están sobredimensionadas – y cómo dice Gilberto Santa Rosa “todo lo que sube tiene que caer”.

También empieza a impactar porque empresas e individuos adaptarán su manera de trabajar a la nueva herramienta, liberando su poder.

Veremos el inicio de La era del contenido infinito: la discutimos acá, profundizamos con ejemplos y la conversación generó una conferencia que estrené hace poco en Panamá.

Seguiré contribuyendo a este diluvio universal de imágenes, videos y escritos con piezas cómo esta – exploraciones sobre la inteligencia artificial escritas por ahora sin su asistencia.

Espero contar con tu atención -y tu participación- también el año entrante en este recorrido por la tecnología emergente y su relación con el ser humano.